Psicólogo para trastornos de personalidad en Valencia

Psicólogo para trastornos de personalidad en Valencia

Todo el mundo tiene unos rasgos de personalidad típicos que conforman lo que habitualmente llamamos la personalidad. Cuando uno de estos rasgos es muy exacerbado o no está ajustado a la situación, podemos estar hablando de un trastorno. Los trastornos de personalidad son muy poco comunes y se trata de unos patrones de personalidad permanentes e inflexibles, presentes tanto en los pensamientos y emociones como en la conducta que se alejan radicalmente de lo esperado teniendo en cuenta la cultura y vivencias de la persona. Habitualmente se inician en la adolescencia y acarrean malestar. La comunidad científica los clasifica en tres grupos según sus características y contactar con un psicólogo para trastornos de personalidad en Valencia resulta imprescindible para tratar de identificarlos

Los de tipo excéntrico se caracterizan por un patrón de pensamiento, expresión o habla y relación con otros que se aleja de la normalidad. Una persona diagnosticada con este tipo de trastorno puede comportarse de forma suspicaz o paranoide, no expresar sus emociones, tener dificultad para relacionarse o percibir el mundo de forma diferente.

Los individuos con trastornos pertenecientes al grupo emotivo o inestable suelen ser proclives a violar las normas sociales, a la impulsividad, la emotividad excesiva y la dificultad de comprender sus emociones, las rabietas o los comportamientos auto lesivos.

En el grupo tipo ansioso se agrupan los trastornos que producen temores anormales, excesivos o injustificados. Engloban desde rasgos como el perfeccionismo, la obstinación, el retraimiento social, la baja autoestima, la pasividad y la dependencia extremas.

Es muy importante entender que las personas afectadas por este tipo de enfermedades no son más peligrosas o violentas que cualquier otra, al contrario de lo que las grandes producciones cinematográficas y los medios de comunicación han hecho creer. El mayor perjuicio que habitualmente acusan es hacia sí mismos, en forma de aislamiento, vergüenza, sentimientos de incomprensión y prejuicios.

A pesar de que no existe causa conocida ni cura definitiva para este tipo de patrones de personalidad, la psicoterapia unida a la medicación prescrita por un médico cualificado en los casos necesarios es la manera más efectiva para aliviar los sentimientos de culpa, desasosiego o desesperanza que pueden surgir a los afectados por este tipo de enfermedades.