¿Cuando se hace necesario acudir a un psicólogo especializado en problemas de ansiedad?

Como psicólogos para trastornos de ansiedad en Valencia nos hemos dado cuenta de que actualmente son muchísimos los casos de ansiedad a los que se enfrentan nuestros pacientes, por lo que a continuación intentaremos aclarar algunos puntos sobre este problema.

Todos nos hemos sentido nerviosos, inquietos o intranquilos en más de una ocasión a lo largo de nuestra vida. La ansiedad es un proceso natural psicológico, fisiológico y comportamental que nos acompaña desde el momento de nuestra concepción. Cuando un bebé siente que alguna de sus necesidades no está cubierta comienza a sentir ansiedad, llora para llamar la atención de sus padres que comienzan a su vez a encontrarse ansiosos. Es entonces cuando se activan diversos mecanismos que nos conducen a buscar una situación al problema.

En Dopsi encontrarás la ayuda de un psicólogo para trastornos de ansiedad en Valencia

psicólogo para trastornos de ansiedad en Valencia

Un nivel moderado de ansiedad nos ayuda a centrarnos en la tarea, el problema o el reto que tenemos que superar, nos protege en situaciones de peligro y nos mantiene alerta. Sin embargo, cuando nuestros niveles se elevan demasiado, esto se convierte en un problema.

Como ya hemos comentado con anterioridad, el cerebro está formado por zonas más primitivas que surgieron incluso antes de convertirnos en la especie de homínidos dominante hace más de 28.000 años. Los mecanismos que regulan el estrés y la ansiedad se encuentran en estas zonas internas y por lo tanto no están adaptadas en su totalidad al tipo de vida que llevamos en la actualidad.

Existen ocasiones en las que la acción de estos mecanismos se vuelve desproporcionada a la situación que estamos viviendo o en las que la situación que nos está causando esta reacción se prolonga demasiado en el tiempo. Es entonces cuando estos mecanismos dejan de jugar a nuestro favor para convertirse en un problema.

¿Qué síntomas presenta?

Los síntomas que aparezcan dependerán de cada persona, situación y contexto pero estos son los más habituales:

A nivel físico es común encontrarse con alteraciones cardíacas como palpitaciones, sensación de opresión o taquicardia. También suelen aparecer molestias relacionadas con el aparato digestivo como náuseas, vómitos o cambios en el apetito. Tampoco es raro encontrarse con falta de aire, rigidez muscular, mareos o cansancio.

También existen alteraciones psicológicas. Pueden aparecer sensaciones de agobio, inquietud, agresividad, incertidumbre o dificultad para tomar decisiones. Podemos además encontrarnos despistados, incapaces de concentrarnos, olvidadizos, susceptibles o tristes.

Nuestra conducta se podrá ver alterada por comportamientos impulsivos, torpeza en los movimientos, dificultad para mantenernos quietos, inquietud y rigidez. Podemos experimentar dificultades sociales, desinterés o dificultad para relacionarnos con los demás.

¿Cómo podemos reducir la ansiedad?

problemas de ansiedadEl ejercicio físico moderado es una de las mejores formas de reducir el efecto negativo de la ansiedad en nuestro organismo. Una sesión de ejercicio físico es un estresor que controlamos, con un principio y un final, lo que propicia que nuestro cuerpo aprenda a lidiar con otras situaciones estresantes de la misma forma en que lo hace con la actividad física. Además mejora nuestra condición física y nuestra resistencia aeróbica, disminuyendo la sensación de fatiga que nos provoca la ansiedad y los riesgos cardiovasculares. Por último, las endorfinas segregadas durante el ejercicio nos harán encontrarnos mejor, más relajados y satisfechos.
Conviene adoptar hábitos de vida saludables para combatir la ansiedad. Una alimentación o un patrón de sueño incorrecto propician la aparición de síntomas negativos y empeora nuestra calidad de vida. Para funcionar a pleno rendimiento necesitamos alimentarnos y descansar de forma adecuada.

Las técnicas de meditación o relajación, como el Mindfulness, que se ha vuelto muy popular en los últimos años, son una gran alternativa para controlar y regular la ansiedad. Estos métodos funcionan de forma similar al ejercicio físico, ayudando a nuestro cuerpo a identificar las sensaciones negativas y comprender que la situación de ansiedad debe tener un final que podemos dictar nosotros. La mejor alternativa para aprender a meditar o aplicarse una relajación a uno mismo es contactar con un psicólogo debidamente cualificado, que nos podrá enseñar a realizarlas de forma rápida y eficiente.

La medicación más utilizada en estos casos son los ansiolíticos, habitualmente las benzodiacepinas, que han demostrado ser efectiva y tiene pocos efectos secundarios. Sin embargo, hemos de tener en cuenta que estos fármacos ansiolíticos pueden provocar dependencia y que siempre deberían ser prescritos por un profesional y que en prácticamente la totalidad de las ocasiones, la ansiedad está asociada a un problema psicológico o comportamental que no puede ser resuelto únicamente con la medicación.

Además existen otras conductas que han demostrado ser eficaces a la hora de lidiar con los problemas de ansiedad: Tener una actitud positiva con la vida, permitirse un par de momentos de relajación al día, encontrar un hobby, tratar de imitar los comportamientos de otras personas ante la misma situación a la que nos enfrentamos, trazar un plan de actuación, buscar razones para estar agradecido con nuestra vida, elaborar un horario y planificar con antelación nuestras tareas.

Estos consejos deberían ayudarnos a enfrentarnos de forma más efectiva a los momentos de ansiedad y estrés que encontremos en nuestro camino, pero no podemos olvidar que en caso de que nos demos cuenta de que la sensación de ansiedad perdura en el tiempo, es de una intensidad exagerada en relación a la situación que vivimos o notemos que estamos experimentando síntomas que nos resulten extraños, afecten a nuestra vida o nuestra salud, nuestra mejor opción es contactar con un psicólogo para problemas de ansiedad que determine el mejor procedimiento de actuación para ayudarnos a enfrentarnos a esta situación y evitar que empeore.

Si necesitas ayuda no dudes en contactar con nuestro centro de psicología. Contamos con expertos psicólogos para tratar los problemas de ansiedad.

CONTACTO