Torso de hombre con barba sujetando el nudo de su corbata

Todos los trabajadores tienen picos de motivación y desmotivación que afectan a su desempeño laboral. Es necesario entender que estos picos vienen dados tanto por factores internos como externos al trabajador, la empresa y el ambiente laboral.

El estrés, la relación con los compañeros y los superiores, la percepción de utilidad e importancia de sus tareas, su propia percepción de desempeño, el feedback recibido acerca de su situación en la empresa y cientos de factores similares interfieren con los trabajadores a diario.

Si se pretende crear un ambiente de trabajo que propicie una elevada motivación para el empleado es muy útil recurrir a un psicólogo, que puede ayudar de diversas formas. Desde resolver algún problema en unas pocas sesiones hasta impartir una formación a los trabajadores y los directivos que les permita tener una relación más sana con sus trabajos y por tanto, aumentar su productividad.